Un rincón para las fotos

decorar rincones con marcos de fotos

No sé si a vosotros os pasa pero yo, vaya donde vaya —porque he cambiado bastantes veces de casa—, siempre encuentro un lugar para las fotos: el rincón de los recuerdos. Normalmente es una pared dedicada en exclusiva pero, a falta de espacio, también puede ser una mesa o una estantería.

Read more »

Blog , ,

Enmarcando el otoño

enmarcar hojas secas

Llega el otoño —con retraso, eso sí, porque hasta ahora hemos estado en la playa bañándonos sin problemas— y los suelos se cubren de hojas. El deporte nacional infantil por excelencia es recoger hojas secas del suelo. Con ellas hacen láminas, portadas, decoraciones en clase… ¿Alguna guardería o colegio escapa a esta costumbre?

Pero lo cierto es que últimamente también ha vuelto la moda de comprar cuadros decorativos con hojas secas. Y yo pienso: con la cantidad de hojas que tenemos a nuestro alcance, ¿hay que comprarlos? ¿No las podemos enmarcar nosotros mismos?

Read more »

Blog, enmarcar , , , ,

Y si…¿pintamos la mitad de los cuadros?

Hay una tendencia en decoración que consiste en pintar objetos hasta la mitad. Es decir, normalmente se pinta una parte de un color y la otra se deja natural o de otro color diferente. por ejemplo, podemos pintar una puerta, pero sólo hasta la mitad (horizontal o verticalmente). También podemos pintar una habitación pero, en lugar de hacerlo de forma horizontal —tipo zócalo o cenefa, como es habitual— se hace de forma vertical de manera que media habitación queda toda de un color —incluido techo, pared, suelo e incluso objetos decorativos (se pueden pintar también mesas, lámparas…, y elegir complementos del mismo color)— mientras que el resto queda de los colores y contrastes habituales.

Lo cierto es que esta práctica puede ser muy original pero, desde luego, no es nada fácil. Lo que no se nos había pasado por la cabeza —y mira que es difícil porque en cuestión de marcos y cuadros le damos vueltas al tema…— es pintar los cuadros hasta la mitad. Por tanto, ¿tienes un cuadro convencional con un paisaje? Pues pintas la mitad de un color, por ejemplo verde. Pero pintas toda la mitad, incluido marco e imagen, y el resto lo dejas tal cual. Un poco rarito, ¿verdad? También podrías hacer los mismo con una fotografía, ocultando la mitad de ella bajo una capa de pintura de color.

La verdad es que aunque suena poco usual, esta decoración resulta muy interesante porque permite jugar con la parte que se muestra y la que no (¿qué decidimos ocultar?) y con la combinación de colores que podemos entre la pintura, el propio marco o cuadro y la propia pared y decoración de la estancia. Además, para mentes menos atrevidas, se nos ocurre otra opción: pintar únicamente la mitad del marco y dejar la fotografía íntegra. ¿Qué te parece? ¿Lo harías?

Fotografía via Decoesfera

Blog, decoración creativa , , ,

Enmarcar el hogar: una pared, un lienzo

La diferencia entre una persona apasionada por la decoración y otra que no, es fácil: ante una pared vacía los primeros ven un lienzo sobre el que crear y los segundos simplemente perciben un espacio para rellenar.

Yo, personalmente, considero que tener una pared vacía en tu hogar (o en el de cualquier amigo que se deje aconsejar) es un auténtico lujazo para desarrollar la creatividad. Por eso me encanta escribir y buscar formas originales de convertir lo convencional en excepcional; maneras de pasar de una decoración estándar a otra con estilo, personal y realizada por uno mismo lo máximo posible.

Evidentemente, la utilización de marcos y fotos ocupa el lugar número uno en mis recursos habituales para decorar paredes. No entiendo —aunque lo respeto— por qué hay gente que no decora su hogar con fotografías pero bueno, recurrir a pinturas, láminas y reproducciones de obras de arte también es una opción. Yo, sin embargo, me decanto más por la fotografía de personas, de momentos, de sensaciones, de objetos significativos (pero con una toma artística), en definitiva, de emociones personales.

La fotografía consiste, al fin y al cabo, en inmortalizar fragmentos de vida.

Y decorar con fotografías enmarcadas significa pues contar historias con imágenes sobre paredes.

Cada historia es diferente, cada punto de vista aporta sensaciones únicas, cada contexto da mucho significado a las mismas imágenes…

Algunos libros son de novela romántica, otros de historia, existen de ciencia ficción, de arte, de política… Pero, ¿acaso no son todos diferentes? Pues lo mismo ocurre con la decoración con fotos que tienen este toque personal: dejan huella; y cada huella es distinta.

Y tú, ¿qué crees que haces? ¿Decoras? ¿O decoras dejando huella? Estoy convencida que cuando una persona entra en mi casa, “sabe” que es mi casa…

Blog, decoración , , , ,

Enmarcar cuadros de hilos tensados

¿Recordáis las manualidades que hacíamos en el colegio con hilos tensados? ¡Qué faena! A mí no me iban muy bien esas cosas pero mi hermano tenía su habitación repleta de tablas de madera con dibujos chulísimos que hacía con hilo tensado. La verdad es que hay que tener mucha paciencia para hacerlos —yo no la tenía— pero el resultado es muy bonito y, además, es muy económico. Sólo había un fallo: mi hermano no los enmarcaba…

Parece que ahora, con eso del estilo retro y vintage, están volviendo a estar de moda los cuadros de hilo tensado e incluso los comercializan por Internet (¡Vaya! ¡Mi madre los tiró todos en un traslado de casa!). La técnica es exactamente la misma y los dibujos pueden ser iguales. Sólo cambia una cosa: la forma de presentarlo.

Enmarcar un trabajo manual

Podemos hablar de enmarcar un cuadro con hilos tensados —que es el tema que he sacado aquí— o cualquier trabajo manual. La cuestión es que:

Cualquier trabajo, al ser enmarcado, cambia su condición y categoría por la de obra de arte.

Podemos estar ante un boceto, un dibujo, un bordado o un cuadro de hilos pero, al enmarcarlo, la cosa cambia. Aumenta su valor, su prestigio y su poder decorativo.

Pues eso es lo que le pasaba a los cuadros de mi hermano: le faltaba alguien como yo que los cogiera y los enmarcara con un poco de gusto. La tarea es fácil: basta con elegir un marco adecuado al cuadro en dimensiones y estética  (mi hermano, por ejemplo, solía pintar la madera siempre en azul oscuro y elegir colores de hilo claros y brillantes), enmarcar el trabajo (sin utilizar el cristal, claro) y colgarlos distribuyéndolos adecuadamente. El resultado, por lo que he visto que hacen otros, puede ser espectacular y lo bueno es que la creatividad está abierta para inventar nuevos dibujos. Mira estos ejemplos:

 enmarcar cuadros de hilos tensados

enmarcar cuadros de hilos tensados

enmarcar cuadros de hilos tensados

Fotografías: Decoideas

Blog, enmarcar , , ,

Cuadros colgados de… ¡una caña de pescar!

Ya sabéis que nos encanta decorar con cuadros y enmarcar cosas. En este blog los objetos más variopintos pueden transformarse totalmente…  Y hoy toca colgar cuadros de una forma muy original.

Llega el verano y con los primeros calores parece que la decoración adquiere un perfil más marinero, con olor a mar. Así que vamos a eso: a colgar cuadros pensando en una decoración marinera. Para ello, con una cuerda o cinta vamos a colgar los cuadros de una herramienta muy clásica y muy representativa de la pesca: una caña de pescar.

cuadros colgados de caña de pescar

¿El proceso? ¡Supersencillo y superoriginal!

En primer lugar, tendrás que  elegir una caña de pescar que se adapte al tamaño del espacio que quieras cubrir y también al estilo de decoración que desees obtener. Un detalle: las cañas de pescar más rústicas y clásicas dan un toque más vintage pero a veces son más difíciles (y caras) de conseguir.

En segundo lugar, habrá que elegir los marcos (y su contenido) que queremos colgar de la caña. Los vamos a tender de la propia caña, no del anzuelo, por lo que puedes elegir varios adaptándote al espacio que te permite el tamaño de la caña.

Otra opción posible —adecuada especialmente cuando lo que se quiere es dar protagonismo a una única foto— es elegir únicamente un marco y colgarlo del anzuelo. Así se consigue la sensación de que estar pescando algo interesante.

Finalmente, simplemente hay que colgar los elementos (mejor si antes de hacer los agujeros te lo planteas en la pared) y, si lo deseas, añadir motivos decorativos marineros alrededor para acentuar su estilo: por ejemplo, disponer una red de pesca con cuadros colgados de ella. Pero bueno, esta opción ya la trataremos en otro post “marítimo”.

¿Te lanzas a la idea?

Fotografía: Trucoideas

Blog , , ,

Enmarcando libros

Hoy nos volvemos un poco literarios a la vez que nostálgicos y nos vamos a poner a enmarcar libros. Para mí un libro es un objeto especial, independientemente del contenido. Es una historia, un momento, unos recuerdos, unas sensaciones… Y, por todos estos motivos, hay libros que son muy especiales: ¡son para enmarcar!

Así pues, nos ponemos manos a la obra con la idea…

Opciones para enmarcar libros:

A modo de estantería, tenemos estas posibilidades:

  1. Si tenemos una estantería en forma de hueco en la pared, es tan sencillo como colocar un marco a medida a su alrededor.
  2. Si, por el contrario, se trata de una estantería convencional que sobresale de la pared, podemos enmarcar la propia estantería por sus cantos pegando en ellos un marco a medida.
  3. Si no tienes estantería, siempre puedes hacerla tú mismo añadiendo una caja de madera a la parte posterior de un marco que puede ser estándar o a medida.

Para destacar el protagonismo de un solo libro, podemos optar por:

  1. Anclar directamente el libro en la pared y enmarcar luego ese espacio.
  2. Sujetar el libro en la trasera de un marco (no tiene por qué ser con cola sino que se pueden utilizar otros métodos como velcro). En este caso deberemos decorar o pintar la trasera para que quede bien. (No tengo foto pero sería igual que en el caso anterior pero directamente en la trasera).
  3. Crear una repisa en un marco para apoyar en ella un solo libro (aunque esta idea también sirve para otros objetos, como vemos en la foto…).

¿Qué te ha parecido? ¿Te animas con la idea?

Fotografías: decoesfera, trucoideas, depto51, decorablog, decoro sin decoro.

Blog, decoración , , , ,

¿Y si enmarcamos las cámaras de fotos?

Tengo varios amigos fanáticos de la fotografía desde hace muchos años. Algunos de ellos incluso rastrean mercadillos de objetos usados para comprar cámaras fotográficas antiguas. Y, claro, si ya hemos enmarcado otros objetos (como joyas, camisetas, conchas y videoconsolas), ¿por qué no enmarcar las cámaras fotográficas?

El concepto de fondo es el mismo: tienes objetos valiosos —tanto por su valor material como emocional— que tratas como reliquias y de los que te sientes muy orgulloso pero que resultan difíciles de exponer. Así es que, generalmente, acaban guardados en algún armario o caja, ocultos de la vista de la gente.

Por tanto, lo que planteo en esta entrada es que enmarques las cámaras de fotos. Es bastante fácil y puede resultar muy original y decorativo.

¿Cómo enmarcar las cámaras de fotos?

Tenemos dos opciones que básicamente varían en la forma de anclaje de la cámara —que es la cuestión más complicada—:

  1. Fijarla directamente a la pared y colocar un marco alrededor de ellas.
  2. Elegir un marco y fijarlo a la trasera del propio marco.

En ambos casos la forma de fijar la cámara puede ser la misma. Yo recomendaría  colgarla de su propia cinta (si la tiene) o engancharle de alguna manera un hilo resistente muy corto y colgarla así de una minúscula alcayata en la pared (por no dañar la cámara) pero hay quien incluso las ha pegado con cola.

De cualquier modo, en el primer caso necesitaremos como mínimo realizar dos puntos de anclaje en la pared (lo que se traduce en dos agujeros: uno para el marco y otro para la cámara). Por el contrario, en el segundo caso podemos apañarnos con un solo agujero en la pared (si el marco y el peso a soportar no es muy elevado) pero tendremos que decorar la trasera para que estéticamente quede bonita y fijar la cámara en ella.

A partir de ahí, las posibilidades de combinación y creatividad son infinitas jugando con colores, formas y distribución de los marcos. Aquí os dejamos un par de imágenes para daros algunas ideas:

Fotografías: Pinterest My Cream Art Studio y A’Pallota

Blog , , ,

¡Enmarca las esquinas!

Algo que fácilmente te puede sacar especialmente de quicio a la hora de decorar el hogar son las esquinas. ¿Por qué? Pues porque son espacios en los que difícilmente puedes hacer mucha cosa. Incluso poner cuadros es complicado porque justo acaba un lado y empieza otro, o sea que no hay continuidad.

marcos para decorar esquinas

No obstante, aquí planteamos justamente aprovechar esta dificultad: si la falta de continuidad es uno de los problemas a la hora de decorar las esquinas, ¿por qué no jugamos con esta discontinuidad? Y eso, ¿en qué consiste? Pues en utilizar las esquinas como espacios especiales para expresarse colocando cuadros a un lado y otro y hacer  así de ese punto un lugar especialmente creativo.

Encontramos diversas posibilidades al respecto:

  1. Crear composiciones con cuadros de igual color y estilo pero de diferentes tamaños o utilizar marcos completamente distintos.
  2. Dejar espacio entre marco y marco o colocarlos todos pegados unos al lado de los otros.
  3. Diseñar y crear cuadros específicos que hagan esquina.

marcos esquinas

Esta última opción, evidentemente, es la más difícil porque requiere un poco de bricolaje pero también es la más creativa. Básicamente, consiste en crear un solo marco esquinero a partir de dos marcos completamente normales. Para eso simplemente tienes que adquirir dos marcos iguales en tamaño y tipo (aunque pueden ser de diferentes colores) y cortarles a cada uno de ellos uno de los lados (el lado por el que se van a unir). Después únicamente tendrás que pegarlos por el punto de unión teniendo en cuenta respetar el ángulo de la pared esquinera…, ¡y listo!

Sin embargo, uno de los problemas con los que te puedes encontrar es el manejo del vidrio así que lo que te recomendamos es sustituirlo por placas de poliestireno, mucho más seguras e igualmente eficaces (las hay en brillo o antirreflejo).

¿Te apuntas a decorar las esquinas?

Fotografías: Vivir hogar y Espacio Hogar 
Blog, decoración creativa , , ,

Decoración con diplomas enmarcados

Últimamente, por desgracia, estoy visitando muchas consultas médicas y, dada la riqueza y variedad de decoraciones que se pueden apreciar en ellas, creo que podría ser un bonito tema de estudio. Nos podemos encontrar de todo: desde las decoraciones más minimalistas que no dejan a la vista ninguno o casi ninguno de los títulos, hasta las más clásicas y recargadas que inundan las paredes de títulos, congresos, jornadas y cursos a los que han asistido los profesionales a lo largo de su vida. Lo cierto es que impresiona ver tanto título por todas partes pero lo más divertido es jugar a buscar al médico en cuestión en la orla universitaria donde probablemente tenía un aspecto físico bastante diferente.

Lo que más me choca no es la utilización y distribución de los diplomas y títulos enmarcados sino la forma de distribuirlos y decorar con ellos. Así pues, considero que aquí lo importante no es debatir sobre si es adecuado poner tanto diploma o no, sino más bien sobre cómo decorar con buen gusto utilizando los diplomas enmarcados.

Ver, he visto de todo y hay gente que sabe hacerlo con mucha clase y hay otros que simplemente se limitan a “colgar cuadros”: cada uno es de una manera, de un estilo diferente y se disponen donde caben sin seguir un patrón fijado.

No obstante, hoy, por ejemplo, he visto en la televisión una familia de cirujanos plásticos que los han colocado de una forma original y creativa, algo recargada, eso sí, pero que marca la diferencia. Lo que han hecho estos médicos —no he conseguido imágenes— ha sido forrar literalmente las paredes del pasillo de suelo a techo con sus títulos enmarcados. Ahora bien, todos los marcos eran exactamente iguales y estaban simétricamente distribuidos de forma que nada más entrar veías cuatro hileras de cuadros por banda  que te guiaban desde la sala de espera hasta la consulta.

Ese detalle me lleva a la conclusión de que colgar los títulos y diplomas no tiene por qué ser algo soso y aburrido como venía siendo hasta ahora bastante habitual sino que puede ser algo mucho más moderno y divertido. O si no se quiere no; puede seguir siendo clásico pero, al menos, decorando con gracia y coherencia con el estilo general de la consulta.

Esta consulta, por ejemplo, coloca los títulos de forma original sobre una de las paredes y el resultado no está nada mal (además es económico y fácil de hacer con marcos clip):

Enmarcar diplomas

¿Alguna idea original?

Fotografía: Consulta Dr. Blanco
Blog, decoración, enmarcar , , , , ,